Categorías
maternidad PSICOLOGÍA

¿De qué nos hablan los síntomas infantiles?

Pesadillas, pipís, problemas con la comida, mala conducta…¿De qué nos hablan los síntomas infantiles?

“Alma tiene 5 años. Tiene un hermano de 3 y hace unos meses nació su hermanita”. Recientemente Alma ha empezado a hacer grandes rabietas, romper cosas y hacerse pipí. Sus papás están muy preocupados por su conducta y le reprenden a menudo por ella. Pero los castigos y explicaciones no funcionan… 

¿Qué te pasa a Alma…? Empezamos a descubrirlo cuando los  papás pudieron ver los pipís y los rabietas como  síntoma y escuchar lo que Alma necesitaba “

Los niños pequeños son esponjas. Pero no sólo lo son para el aprendizaje sino también para las emociones y el clima afectivo.  Reciben constantemente input de experiencias y emociones que todavía no están preparados para procesar y mucho menos compartir. Su lenguaje y su pensamiento concreto no se lo permiten. No tiene palabras para las emociones que son vividas como algo abstracto, global y abrumador.

Todo aquello que no podemos procesar por medio del pensamientos y la palabra es susceptible de ser manifestado por medio del cuerpo o de la conducta. Son lo que llamamos SÍNTOMAS. Del mismo modo nos ocurre a los adultos. Aquello que no podemos procesar o expresar suele acabar manifestándose de una u otra manera. Algunos podemos sufrir erupciones en la piel en épocas de estrés emocional, dolor de cabeza en situaciones sociales en las que no nos sentimos a gusto, dolor de espalda cuando nos cargamos de exceso de responsabilidad….

Los niños suelen hablarnos más por su conducta y manifestaciones corporales debido a su falta de lenguaje suficientemente evolucionado pero también al igual que los adultos pueden hacer síntomas cuando algunos pensamientos o sentimientos pueden resultar inaceptables. Es el caso de los celos o la rabia. La tristeza y el duelo también tienen en los niños expresiones muy diferentes a las de los adultos. Pueden estar muy inquietos, enfadados o bien inapetentes, presentar alteraciones del sueño o del apetito.

Os animamos a ampliar la perspectiva ante las malas conductas de los pequeños (ya sean hijos, sobrinos, alumnos…). Alejarnos un poco de la conducta en sí para preguntarnos: ¿Qué le pasa a mi hijo? ¿Qué necesita? ¿Qué intenta decirme con esa conducta?

Cuando a pesar de nuestros esfuerzos por comprender y acompañar a nuestros hijos no conseguimos llegar a soluciones que le ayuden a crecer y los síntomas persisten puede ser un buen momento para pedir ayuda. En ocasiones necesitamos que alguien con experiencia nos ayude a poner luz sobre la situación.

Para recordar:  Cuando un niño se porta mal lo que pide es AMOR. Y AMOR puede ser en cada caso CONTENCIÓN, ORDEN, FIRMEZA, COMPRENSIÓN, PRESENCIA, CALMA, PALABRAS… será nuestro reto ir leyendo en la conducta de nuestro hijo que es lo que necesita.

Lluïsa Balaguer, Psicóloga y psicopedagoga

Categorías
BIENESTAR PSICOLOGÍA YOGA

Incertidumbre

Nos ha tocado vivir tiempos complicados, podemos tener más o menos miedo a este nuevo virus que nos acecha, pero lo que está claro es que está provocando una gran inestabilidad a nuestras vidas, la incertidumbre, esa falta de confianza, de seguridad que tanto necesitamos las personas, y especialmente cuando crea inquietud.

Hay personas que lo están viviendo con mucho miedo, en algunos casos con temor, extremando precauciones o incluso privándose de salir de casa para nada más que lo estrictamente necesario. 

Otras se sienten más relajadas, porque saben que están cumpliendo con los protocolos de seguridad, quizás porque simplemente tenemos que continuar viviendo, porque aceptan esta nueva realidad y se intentan adaptar a ella del mejor modo posible. 

Y directamente hay personas irresponsables que no tienen ningún miedo por ellos mismos, pero tampoco por el resto de personas que forman su comunidad, no siguen las normas y ponen en peligro la estabilidad y la llegada de una ansiada nueva normalidad. 

El ser humano necesita estabilidad, saber que va a ocurrir nos da tranquilidad en la vida y nos proporciona seguridad y confianza. 

En función del trabajo personal de cada uno y de nuestra forma de ver el mundo, estamos más o menos preparados para afrontar cambios, lidiar con la incertidumbre, probar cosas nuevas, salir de la zona de confort.

Lo que ahora está ocurriendo es una situación excepcional, nueva para todos, y que se está alargando en el tiempo sin fecha de fin, esto nos provoca gran inestabilidad, a todos los niveles, salud, económico y laboral, de relaciones, personal… Este nuevo panorama que tenemos frente a nosotros no parece que vaya a cambiar por el momento, entonces qué podemos hacer para intentar llevar de la mejor forma posible todo esto? 

La respuesta no es sencilla, no existe una fórmula mágica, pero sí hay cosas que pueden ayudarnos a lidiar con la angustia, la inquietud, la incertidumbre…

  • Lo primero es aceptar que la vida es un cambio constante, nada permanece para siempre, es una rueda y en ocasiones estamos arriba y otras abajo.
  • Debemos cultivar una actitud abierta, flexible y con capacidad para la espontaneidad. Se puede empezar con pequeños cambios: cambia de silla, toma conciencia de que siempre sueles ocupar el mismo sitio, en casa, en la cafetería, en las reuniones de trabajo o en la sala de gimnasia… observa hasta qué punto te sientes seguro con estos hábitos y lo que provoca este pequeño cambio. 
  • Cuando sientas que una emoción te invade, primero identifícala e intenta aceptarla, no la rechaces, “esto es lo que siento ahora y esta bien”, toma el papel de observador, permítete sentirla, obsérvala en tu mente y en tu cuerpo (si hay alguna sensación corporal que vaya unida a la emoción) y no te enfades contigo misma/o por tenerla. 
  • Nuestra mente viaja de manera constante del pasado al futuro, pero pocas veces está en el momento presente, al surgir una preocupación, miedo, ansiedad, etc.  observa de donde proviene, ¿es por algo del pasado? ¿me estoy preocupando por algo del futuro? El único momento sobre el que tenemos poder es este, el presente, así que intenta volver, a través de la respiración, al ahora. 
  • Es bueno hablar de ello, porque dejamos que salga fuera y puede que nos ayude el hecho de verbalizarlo, intenta soltar. Pero no dejes que se apodere de todas las conversaciones, cuanto más hables de ello más pensamientos provocarás y corres el peligro de entrar en una espiral.
  • Respira de manera consciente, siéntate unos minutos y observa como entra el aire por tus fosas nasales y como sale a través de ellas, intenta percibir la temperatura del aire de la inhalación y la exhalación, puedes contar lo que dura cada inhalación y cada exhalación, o puedes contar respiraciones, lo que prefieras, pero de este modo estarás en el ahora y poco a poco conseguirás entrenar la mente para que esté donde tu quieras y no en los pensamientos constantemente.  
  • La meditación y la práctica del yoga pueden ser tus grandes aliados en este camino. Te invitan a permanecer en el momento presente, a la aceptación, la observación de tu cuerpo y tu mente, a la calma, a una mejor relación contigo misma/o, con tus sentimientos y emociones y con los demás. Es un camino hacia el conocimiento interior y el bienestar físico y mental.
  • Y por supuesto, en caso de que esos sentimientos te dominen, no dudes en acudir a un especialista, un psicólogo/a, puede ayudarte a combatir todos esos miedos e inseguridades y a que vuelvas a tomar el control de tu vida. 

En AraLasai somos especialistas en bienestar, y queremos ayudarte. 

Realizamos sesiones de Yoga Niños, Yoga Adultos, Yoga Embarazo y disponemos de servicio de Psicología infantil y adultos. 

Puedes contactar con nosotras para lo que necesites. 

Mariona Cebollada, codirectora del centro AraLasai, instructora de yoga, yoga niños y embarazadas.

Categorías
EXPERIENCIAS mindfulness YOGA

Salud y Bienestar = Yoga

Hoy tenemos más claro que nunca que la salud es nuestro bien más preciado. 

Un virus llegó, cambió el mundo y nuestra forma de vivir en él, y cada día se lleva muchas vidas… La OMS la define: «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».

En estos momentos, podemos decir todos, que no andamos demasiado bien de salud…

Estas son las cifras de trastornos mentales en España, un 6,7% de depresión y mismo porcentaje de ansiedad, afectando mucho más a la mujer que al hombre (más del doble), dos millones de jóvenes de 15 a 29 años (30 %) han sufrido síntomas de trastorno mental en el último año, según la OMS el 9 % de la población tiene algún tipo de problema de salud mental y el 25 % lo tendrá en algún momento a lo largo de su vida.

Comentemos también el término bienestar, la RAE lo define como: estado de la persona en el que se le hace sensible el buen funcionamiento de su actividad somática y psíquica (corporal y mental). 

El bienestar es una sensación subjetiva porque cada uno lo valora según sus criterios personales, a diferentes niveles: familiares, sociales, económicos, físicos, psicológicos, etc. Por tanto, cada uno debe buscar su fórmula de bienestar dependiendo de esos criterios y deseos, para ello debemos conocernos profundamente. 

Este conocimiento profundo e interno llega trabajando la mente y el cuerpo.

En algo estamos de acuerdo todos, la importancia de cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente, y la práctica del yoga puede ayudarnos y guiarnos en este camino hacia la salud y el bienestar.

Personalmente, he elegido el hatha yoga, un estilo más tranquilo y relajado si lo comparamos con los estilos más dinámicos, como pueden ser el vinyasa o el ashtanga, las asanas son las mismas en todos los estilos, cambia el dinamismo de la sesión. 

¿Qué vas a encontrar en la práctica de Hatha yoga en AraLasai?

El estilo de mis sesiones está más enfocado a relajar, a conseguir una sensación de equilibrio entre cuerpo y mente. Encontrarás una práctica pausada, básica, suave, lenta y profunda. No agresiva y apta a todas las edades.

Es un buen estilo para iniciarse en yoga porque se mantienen las posturas el tiempo suficiente para conocer los detalles y sentirlas, respirar en ellas.

En AraLasai queremos que tu experiencia yóguica sea completa, abrir tus sentidos gracias a un ambiente multisensorial enfocado a la calma y al bienestar, convertir tus sesiones de yoga en un ritual para cuidarte, quererte e interiorizar. 

Desconecta del exterior conectando con tu interior. 

Mariona Cebollada, Instructora de yoga, monitora de yoga niños, eterna aprendiz. 

Categorías
Sin categoría

Volver

dav

Estamos felices de poder volver a abrir nuestras puertas! Han sido meses muy difíciles para todos, tiempos de pérdidas: de libertad, económicas, laborales e incluso personales, pero cada día vuelve a salir el Sol y tenemos una nueva oportunidad, un nuevo inicio.

Nosotras creemos profundamente en la calma y el bienestar, así que siguiendo todas las recomendaciones de seguridad vamos a reabrir, sin prisas, pensado sobretodo en la salud, la vuestra, la de los que nos rodean y la nuestra, tomando todas las medidas oportunas para que esta desescalada sea posible y real.

A partir del día 11 de mayo, estamos a vuestra disposición para realizar sesiones individuales presenciales con cita previa:

De igual modo seguimos atendiendo, a quien así lo desee, de forma virtual.

Con Begoña, asesora de lactancia, de maternidad y crianza, doula post-parto, puedes contactar con ella y pedir cita en el 656 75 46 34 o en el mail begodoula@aralasai.com, si quieres conocerla un poco más puedes hacerlo en Quienes somos o en su página de facebook https://www.facebook.com/Bego%C3%B1a-Cid-Doula-808620422842847/

Con Lluïsa, psicóloga infantil y adultos y psicopedagoga. Formada en psicología perinatal, puedes contactar con ella y pedir cita en el 623 35 09 69 o en el mail lluisabalaguer@aralasai.com, la puedes conocer un poco mejor en su página de facebook https://www.facebook.com/Luisa-Balaguer-Acompa%C3%B1amiento-emocional-desde-el-inicio-de-la-vida-102782261342178/#

A partir del día 25 de mayo, vamos a abrir nuestras sesiones grupales de yoga y pilates, en grupos super reducidos siguiendo las instrucciones e indicaciones de seguridad e higiene. Si te apetece iniciar alguna de estas actividades puedes contactar con nosotras en el 623 35 09 69 o en el mail hola@aralasai.com

Para yoga adultos y niños puedes contactar con Mariona, instructora de yoga, monitora de yoga niños, puedes contactar en el 623 35 09 69 o en el mail mariona@aralasai.com, la puedes conocer un poco mejor en Quienes somos o en su página de facebook https://www.facebook.com/marionaioga/

Entre todos lograremos poco a poco superar todo esto.

Categorías
maternidad mindfulness PSICOLOGÍA YO ME QUEDO EN CASA YOGA

Adaptación

AraLasai es un proyecto nuevo, un espacio que se cultivó desde el cariño, las ganas de un trabajo bien hecho, la ilusión. Nos esforzamos para crear un espacio físico donde encontrar la calma, la tranquilidad, la confianza, la empatía y el acompañamiento en los procesos vitales, desde una perspectiva holística. 

Es un proyecto que llevábamos gestando un largo tiempo, lo pensamos todo detenidamente, por poneros un ejemplo, el nombre del proyecto, AraLasai, es una combinación de dos palabras, su traducción es Ahora Calma, combina nuestros idiomas maternos, mallorquín y vasco. Nuestro logo, con el que nos sentimos totalmente identificadas, representa la tranquilidad y el bienestar de sentirte como en casa. 

Justo iniciamos nuestra andadura cuando un virus, algo minúsculo llamado coronavirus, algo con lo que no contábamos, se coló en nuestras vidas de lleno, apartándonos absolutamente de todo, y por descontado de nuestro trabajo tal y como lo habíamos concebido, nuestro local físico. 

Los primeros días me sentí realmente mal, no conseguía encontrar una explicación y sentía gran frustración y rabia, estaba centrada en el futuro, ¿qué pasará? Encontré la calma centrando mi atención en el ahora, en el presente «esta es la situación, es algo que no depende de mí, no puedo cambiarla, pero si puedo cambiar el modo en que la vivo». Cada uno tenemos una situación personal, pero todos estamos unidos y todos tenemos la capacidad de vivir este presente como queramos.

Nos encontraremos con un montón de sentimientos, seguramente cambiarán de un momento a otro, muy rápidamente, todo se amplifica porque no podemos escapar de nosotros mismos, no podemos salir a cambiar de aires, así que vamos a trabajar nuestro interior.

Lo primero que podemos hacer es centrarnos en nuestra respiración, cuando nuestra conciencia se dirige a la respiración cada célula de nuestro cuerpo se calma, no hace falta seguir ninguna pauta o método, simplemente siente tu respiración, tal y como es, y observa si es más rápida o lenta, si es más profunda o superficial, solo observa y acepta, no intentes cambiarla, la aceptación, no juzgarnos y tratarnos de manera compasiva es clave.

Poco a poco y sin hacer nada, simplemente centrados en nuestra respiración esta se volverá más profunda y tranquila, entonces podemos intentar evocar un sentimiento, una emoción, una imagen que haya sucedido, y buscar donde la sentimos a nivel físico, puede ser en el pecho, en el abdomen, en la cabeza, etc., en cualquier sitio, y observa que tú eres mayor que tu emoción, que tú no eres tus emociones, las emociones van y vienen y están condicionadas por nuestro pasado, nuestras creencias, nuestras vivencias, pero no somos nosotros. 

Os invito a reflexionar sobre esto, a meditar si os animáis y sobretodo a respirar de manera consciente. 

Por nuestra parte, hemos intentado adaptar nuestros servicios a la situación, estamos en una era tecnológica y tenemos de aprovechar todas las oportunidades a nuestro alcance, así que os ofrecemos nuestro acompañamiento del único modo posible, a través de la pantalla, que no puede reemplazar el calor de los encuentros físicos, pero es un buen modo de conectarnos, ayudarnos y sentirnos cerca.

Mariona Cebollada

Categorías
YO ME QUEDO EN CASA

Para pasar estos días complicados

El coronavirus nos ha dejado encerrados en casa, sin opción, nos bombardean las redes, la televisión, todos los medios, con noticias poco positivas o alentadoras.

Este encierro se hace complicado para todos, y especialmente para los niños porque su naturaleza y su necesidad vital es correr, saltar, comunicar, el contacto físico, la socialización, y todo eso se ha parado de golpe. Hay cantidad de recursos que están saliendo para intentar vivir estos días de la mejor manera posible.

Nada será sencillo pero tenemos que buscar las cosas positivas que tenemos, y a las que no les damos ninguna importancia, disponer de un techo, todas las comodidades de las que estamos rodeados, tener tiempo! para estar con los nuestros, para leer, para pintar, para respirar, para parar del caos y la rutina diaria, la solidaridad de la gente, el sentimiento de comunidad, la responsabilidad, saber que hay personas maravillosas que intentan hacer de este momento algo mejor.

Nosotras intentaremos recoger aquí propuestas, lecturas, ideas que nos parecen interesantes y pueden ayudarnos a sobrellevar estos largos días en casa.

Nos han llegado a través de diversos grupos de whatsapp y nos parecen un trabajo genial!

Categorías
Sin categoría

Asesorías y grupos lactancia

Dice un proverbio africano que hace falta una tribu entera para criar a un niño. Muy pocas veces se habla de lo difícil que es la maternidad y mucho más vivida en soledad. Ahora mismo las familias vivimos de puertas para adentro de nuestras casas y más en estos momentos tan complicados en los que además no hay elección , pero por suerte estamos rodeadas de tecnología, Internet es una ventana al mundo entero y desde Ara Lasai queremos aprovecharlo. Vamos a hacer, on line, asesorías de lactancia y crianza individualizadas a precios especiales, también encuentro grupales de crianza donde hablaremos del sueño de los bebés, la alimentación complementaria o de cualquier duda o preocupación que tengáis, también haremos el círculo de mujeres como cada mes.
Nos encantaría hacer muchas cosas de manera gratuita pero Ara Lasai pende de un hilo y no sabemos cuánto tiempo podremos aguantar sin sucumbir. Apelamos a la sonoridad, a la empatía a la comprensión. Un abrazo fuerte y recordad : ¡no estáis solas! Aunque #yomequedoencasa

Categorías
Sin categoría

Educar desde el YO

Para educar con el corazón hay que partir desde “YO”.

Cuando tratamos con niños ya sean hijos, alumnos, pacientes… tendemos a hacerlo desde la perspectiva de que nosotros sabemos y ellos no. Pensamos que tenemos que enseñarles, adoctrinarles y manipular su conducta hasta que se comporten de manera esperada. Les decimos lo que tienen que hacer y lo que no, les damos cientos de instrucciones y explicaciones. Pero a menudo no nos damos cuenta de que ellos no aprenden de nosotros sino que nos aprehenden a nosotros. Aprenden de lo que hacemos, sentimos y de lo que les hacemos sentir.

Por esta razón es muy importante que nos observemos, conozcamos y tomemos consciencia de como nos ven y que transmitimos. Nos referimos a la importancia del YO a diferentes niveles.

El Yo del lenguaje. La comunicación es la herramienta de relación más potente. Un aspecto básico para cuidar la comunicación es hablar desde el YO. Si hablo de lo que yo siento, de lo que me pasa o de lo que yo necesito es más probable que TÚ me escuches. Si en cambio me sitúo en el TU quien escucha se siente atacado, juzgado o exigido y se cierra, con seguridad, a la escucha.

EL YO del ser. ¿Cómo estoy hoy? ¿Cómo estoy conmigo mismo y con la vida? ¿Qué necesito? ¿Qué provoca en mí la conducta de este niño y por que? La personalidad y el desarrollo emocional de los padres son factores principales en el desarrollo del niño y su manera de comprender el mundo y de estar en él. Si me siento inseguro, irascible, estresado o soy emocionalmente inestable todo ellos llega a nuestros hijos e influye más intensa y profundamente que cualquier explicación o sermón que podamos darles. Nuestros estados emocionales, a demás, van a determinar el modo en que les hablamos y esto a su vez determinará como ellos se hablen a sí mismo y a los demás.

Para recordar. Educamos desde lo que somos. Mi manera de ser padre o madre es reflejo de mi manera de estar en el mundo.

Lluïsa Balaguer, Psicóloga infantil y adultos, embarazo y crianza.