Yoga Embarazo

YOGA EMBARAZO

Si estas embarazada quizás sientas el impulso de iniciarte en la practica de yoga, quizás no has practicado nunca pero te llama la atención ¿porqué ocurre esto?

Desde que trabajo con mujeres embarazadas veo que son auténticas yoguis, su estado es yóguico, sea cual sea su condición física o su nivel de practica, estamos hablando de que hay algo en ellas que las convierte en yoguis. Y un buen día en un congreso descubrí el porque, es debido a la fisiología hormonal de la mujer gestante, las hormonas que se producen durante el embarazo producen un estado de bienestar, de plenitud, un estado de calma, de flexibilidad mental, actitudes que los practicantes de yoga buscan a través de la práctica.

El yoga durante el embarazo ayuda a preparar el cuerpo para el parto, mejoran los dolores de espalda, favorece la flexibilidad y la relajación. Crea una forma de comunicación con el bebé y ayuda a vivir este maravilloso momento de una manera más consciente, intensa y feliz.

El embarazo es el primer paso de la profunda transformación personal que es la maternidad. 

El yoga nos proporciona un ejercicio regular que ayuda a gestionar el estrés, a la descarga de la tensión del día a día y protege la espina dorsal para que el cuerpo pueda ir acomodándose con más facilidad a los cambios físicos.

La práctica de las asanas ayudan en la digestión, la circulación y la respiración, muy importante para evitar la fatiga y la tensión nerviosa. Se pretende conseguir un estado físico y mental sanos.

El yoga durante el embarazo tiene múltiples beneficios: 

  • Mejora la postura corporal y ayuda en la prevención de dolores de espalda.
  • Aporta flexibilidad y elasticidad a los músculos.
  • Estimula la circulación sanguínea y el retorno venoso de las piernas, previniendo la aparición de edema o varices.
  • Ayuda a eliminar la sensación de fatiga y la tensión nerviosa
  • Ayuda a ganar seguridad y tranquilidad frente al momento del parto
  • Crea una conexión única entre madre y bebé.